Katyn de terra maldita a sinal de esperança

De esta manera, el terrible accidente que dejó Polonia sin presidente puede cobrar un sentido inesperado al convertirse en una real apertura de las relaciones ruso-polacas, tan dolorosas en el transcurso de los últimos 70 años. Los gestos así lo hacen esperar. Ahora sólo falta que la opinión pública rusa asuma la difícil verdad sobre Katyn y que los polacos aprecien las palabras de Medvédev y Putin, las auténticas lágrimas de los moscovitas mostradas en imágenes de televisión… Si todo eso se hace realidad, Katyn será no sólo tierra “maldita”, sino también de “esperanza”.

Adam Pieczynski es jefe de informativos del grupo televisivo polaco TVN. Fue corresponsal de EL PAÍS en Varsovia entre 1988 y 1996.


Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão /  Alterar )

Google photo

Está a comentar usando a sua conta Google Terminar Sessão /  Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão /  Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão /  Alterar )

Connecting to %s